Categoría: Escritos

♠ “Las Palabras…”

 

Las palabras no ponen un plato de comida en la mesa, pero si alimentan el alma…Por palabras se recibe a un niño cuando nace, se da el si en la Iglesia al casarse o se convence al juez para divorciarse… Las palabras condenan a muerte al culpable o inocente, se le educa al crío, se encamina al adolescente, las palabras nos cautivan, nos enervan, nos definen, nos entregan en una noche de pasión desenfrenada, cuando es el sí, de esa dama amada, quien nos deja proseguir al sentir en su escote nuestra mano de marfil…

Son las palabras que nos frenan al pasar, nos llaman al seguir o nos incitan a cambiar, las propuestas indecentes, la cordura o la sinceridad, la mentira, los recuerdos, los momentos al soñar… Fumemos un cigarrillo, compartamos el mate o te invito un café. Dialoguemos en silencio, miremos el mar o démosle rienda suelta al hablar…

Palabras que se expresan al mirar el firmamento, entregar un anillo o decir lo que tenemos dentro… Situaciones amargas, dulces tardes de nostalgia…

Palabras que ordenan una guerra o detienen una muerte, las que dicen al paredón o aquellas que reconocen haber cometido un error, expresiones que sin saberlo entregan felicidad o portan la maldad, los altavoces anunciando la llegada de ese vuelo que trae a tu ser amado, o la del médico en el hospital diciendo que no se puede hacer más…

Nos cambia la vida, un instante, una situación, nos redime a ser nada o a ser todo por amor, sabemos que están allí, muy metidas en el corazón y en ocasiones sentimos no poder manejarlas con altura, orden y entera educación. Palabras que duelen y lastiman a quien amamos, o que llenan de felicidad a quien en nuestros brazos mimamos. Cuando estamos enojados las palabras son puñales desconsiderados que se clavan en el alma de quien atacamos, pero son esas mismas palabras transformadas en disculpas que curan esa herida cuando reaccionamos…

El poder de las palabras que a algunos no les hace falta, pero a otros nos quiebra el alma… Palabras que a veces son indiferentes y otras tantas nos devuelve la vida en una sola expresión, palabras que poseen la fuerza de levantarnos cuando estamos caídos o de tirarnos cuando somos altivos. Palabras que se le ponen a una melodía y forman así lo mejor de una canción… Un te quiero, un te amo, lo mejor de nuestro Yo… Palabras que quizá no hacen falta, pero otras veces nos regala una sonrisa, nos arranca una lágrima o nos da de frente con la realidad dulce o amarga de una inesperada situación…

Las palabras dueñas de mis historias, guardianas de infinitos secretos… Con una palabra se hunde y con otra se levanta, con buenas intenciones se eleva al cielo y con otras tantas se difama…

Palabras que como dije antes, a algunos les son indiferentes y a otros nos pega en el centro del alma… Pero… ¿Qué sería el mundo sin palabras?

Por eso al levantarte cada mañana recordá algo… Tené en cuenta que… Quizá sin que te percates de ello… Una sola palabra salida de tus labios puede rescatar del abismo a un ser humano, darle aliento a un niño cansado o sencillamente decir a tiempo un te amo y con ello saber que somos dueños de lo que en palabras legamos…

Simplemente Yo…

Autoría: Rostro Enmascarado.

 

♠ Amanecer

3 Comments

 

Caminar entre castañares, palpando la corteza de árboles hambrientos de caricias, ese sonido inconfundible…, como crujen las secas ramas al inclemente pasar de mis zapatos…

Ese olor a uva madura que despiden viejos viñedos, viejos, pero tan verdes, verdes y tan sabios…

Solo en el amanecer, cubriendo de nostalgia mi soledad y encontrando en el horizonte un motivo para seguir…

La vida despunta como las tierras abren sus alas al sol, lo reciben con ese agradecimiento que el ser humano perdió… Una rosa, simple rosa de primavera entregando cada pétalo abierto, ese terciopelo de color indefinido, porque el matiz es el que cada uno quiera ponerle cuando la acaricia, al palpar su textura y recordar su aroma… Lavanda por doquier a la espera aletargada del día, el sol entibiando cada hoja y expectante observa como despide su fragancia, la misma que se cuela por cada ventana llegando hasta la nariz de cada ser humano… Un gallo con su canto anunciando el amanecer y por allá puedo escuchar el relincho de un potro, el perro sacudiéndose el sueño y un gato estirándose sin ganas… El búho silente, mira desde un árbol cada movimiento, el grillo deja su canto en brazos de la noche que se fue…, los pájaros retoman el trabajo y en su vuelo despiertan a la gente con un canto único… Es un canto a la vida, melodía donde agradecen a la naturaleza lo otorgado…

¡Dios! Cuantas maravillas hay y pensar que las personas despiertan por un despertador digital, comienzan su día sin siquiera mirar el cielo al salir, corren, bocinas sonando, apurados por llegar a tiempo a quien sabe dónde…

Por ahí escucho las cuerdas de un arpa entremezclada a la lluvia, ese trueno insurgente, una centella perdida, pero también oigo esa gota de agua pegando en el cristal, sí…, choca contra mi ventana y sigue deslizándose por la misma hasta llegar a un charco de agua, ese mismo que muchas veces me sirvió de espejo, donde mi imagen se reflejó y encontré mil cosas por decir…, pero no dije nada…

Hoy ando caminando mi alma y encuentro vastas montañas inmaculadamente verdes, ese río que corre para finalizar en una cascada… Shhh… No hables, cierra tus ojos y simplemente déjate llevar por el sonido de esa catarata, como golpea contra una roca… Pero, qué más da morir en el intento de ser feliz… quiero ir hasta la cima de esa cúspide y dejarme caer y así persistir la verdadera esencia de la vida, cuando vuele y abra mis brazos tan solo por un instante en el tiempo…, reencontrando mi alma en la lejana melodía que despide la tecla de un piano…, chocar contra el manantial y sentir que estoy vivo, empaparme desnudo en el hontanar limpio y tan claro como el reverente sentir de mí mismo… Palpar el agua en mi cuerpo, en mi piel y sentirme sensualmente atrapado por la naturaleza y abriendo mis brazos al sol decirle simplemente “Buen día”

Uno no sabe lo que es vivir hasta que se enfrenta a la mirada de la muerte y doblemente vivirá cuando la desafíe…, pero perdón…, no hablo de morir físicamente, porque morir se puede morir de mil maneras distintas, morir en el intento de un sueño, morir ante los ojos del amor…, más lo importante no es sobrevivir, es vivir desafiando los ojos del destino, vivir simplemente vivir…, esperando la caricia de una mujer que sin rozar nuestra piel nos toque el alma y nos arranque el intenso suspiro, que brinda el desfallecer por la emoción del verdadero sentir de un inmaculado amor…, ese éxtasis colmado de ansiedad, de vértigo y vida…

¿Qué es una caricia? Cerrar los ojos y morir al palpar sus manos, para revivir en su mirada a la orilla del amanecer…

Rostro Enmascarado

 

♠ La… Mí Pluma…

 

Mí Pluma… Compañera inseparable, amiga silenciosa, la dama centinela de mis secretos cada vez que me equivoco, líneas tachadas, fastidio ante algo que no sale bien…

Ella que sin llegar a comprender porque la dejo en espera frente a la continuidad de una historia, se queda en silencio y solo acata la orden de mis dedos en ese instante en que al detenerme en letras y espacios me pongo a dibujar triángulos sin sentidos o líneas sin camino fijo.

Ella, la misma que tal vez perciba el sudor de mis manos, la egolatría de no compartir más que con ella mis propias faltas, quien absorbe la energía y protege mis desvaríos.

La apoyo sobre la hoja, la hago girar entre mis dedos, cae al suelo, la levanto, de pronto la muerto, jugueteo con ella entre mis labios, celosa de mis besos permanece callada y descansa encima del escritorio cuando salgo del despacho, pero es también quien vela mí sueño, duerme muchas veces entre mis sábanas, cuando rendido me quedo dormido con las hojas y la pluma sobre el lecho…

La importancia de una pluma, aunque hoy en día existan otros medios de escritura, es la importancia de no olvidar que fue ella la ancestral y original dueña de las emociones de aquellos escritores primitivos de tiempo, espacio e historias nacidas de sus almas para ser entregadas a través de la tinta salida de una pluma…

Una pluma… Por ella se escribieron infinitas cartas de amor, declaraciones de cariño y deseo, marcas profundas por un desconsuelo o las cortantes frases de una ruptura, por una carta que llevaría la noticia de un “Ya no te amo” o quizá la algarabía de un “Te necesito a mí lado, ven”. Tinta y pluma, vida y muerte, reconciliaciones y peleas.

Jamás una pluma dejará de ser la auténtica dueña encargada de llevar a un papel lo que está guardado en mí alma…

 

 

Rostro Enmascarado.

♠ Palabras

 

Por palabras se recibe a un niño cuando nace, se da el si en la Iglesia al casarse o se convence al juez para divorciarse.. Las palabras condenan a muerte al culpable o inocente, se le educa al crío, se encamina al adolescente, las palabras nos cautivan, nos enervan, nos definen, nos entregan en una noche de pasión desenfrenada cuando es el si de esa Dama Amada, quien nos deja proseguir al sentir en su escote nuestra mano temblorosa…

 

Son las palabras que nos frenan al pasar, que nos llaman al seguir o nos incitan a cambiar, las propuestas indecentes, la cordura o la sinceridad, la mentira, los recuerdos, los momentos al soñar… Fumemos un cigarrillo, compartamos el mate o te invito un café.. Dialoguemos en Silencio, miremos el Mar o démosle rienda suelta al hablar…

 

Palabras que se expresan al mirar el firmamento, entregar un anillo o decir lo que tenemos dentro.. Situaciones amargas, dulces tardes de nostalgia…

 

Palabras que ordenan una guerra o detienen una muerte, las que dicen al paredón o aquellas que reconocen haber cometido un error, expresiones que sin saberlo entregan felicidad o portan la maldad, los altavoces anunciando la llegada de ese vuelo que trae a tu ser Amado, o la del medico en el hospital diciendo que no se puede hacer más…

 

Nos cambia la vida, un instante, una situación, nos redime a ser nada o a ser todo por Amor, sabemos que están allí, muy metidas en el corazón y en ocasiones sentimos no poder manejarlas con altura, orden y entera educación.. Palabras que duelen y lastiman a quien Amamos, o que llenan de felicidad a quien en nuestros brazos mimamos.. Cuando estamos enojados las palabras son puñales desconsiderados que se clavan en el Alma de quien atacamos, pero son esas mismas palabras transformadas en disculpas que curan esa herida cuando reaccionamos…

 

El poder de las palabras que a algunos no les hace falta pero a otros nos quiebra el Alma… Palabras que a veces son indiferentes y otras tantas nos devuelve la vida en una sola expresión, palabras que poseen la fuerza de levantarnos cuando estamos caídos o de tirarnos cuando somos altivos.. Palabras que se le ponen a una melodía y forman así lo mejor de una canción… Un Te Quiero, Un Te Amo, lo mejor de nuestro Yo… Palabras que quizá no hacen falta, pero otras veces nos regala una sonrisa, nos arranca una Lágrima o nos da de frente con la realidad dulce o amarga de una inesperada situación…

 

Las palabras dueñas de mis historias, guardianas de infinitos secretos… Con una palabra se hunde y con otra se levanta, con buenas intenciones se eleva al cielo y con otras tantas se difama…

 

Palabras que como dije antes, a algunos les son indiferentes y a otros nos pega en el centro del Alma… Pero… ¿Qué sería el mundo sin palabras?

 

Por eso al levantarte cada mañana recordá algo… Tené en cuenta que… Quizá sin que te percates de ello… Una sola palabra salida de tus labios puede rescatar del abismo a un ser humano, darle aliento a un niño cansado o sencillamente decir a tiempo un Te Amo y con ello saber que somos dueños de lo que en palabras legamos…