♠ Amanecer

3 Comments

 

Caminar entre castañares, palpando la corteza de árboles hambrientos de caricias, ese sonido inconfundible…, como crujen las secas ramas al inclemente pasar de mis zapatos…

Ese olor a uva madura que despiden viejos viñedos, viejos, pero tan verdes, verdes y tan sabios…

Solo en el amanecer, cubriendo de nostalgia mi soledad y encontrando en el horizonte un motivo para seguir…

La vida despunta como las tierras abren sus alas al sol, lo reciben con ese agradecimiento que el ser humano perdió… Una rosa, simple rosa de primavera entregando cada pétalo abierto, ese terciopelo de color indefinido, porque el matiz es el que cada uno quiera ponerle cuando la acaricia, al palpar su textura y recordar su aroma… Lavanda por doquier a la espera aletargada del día, el sol entibiando cada hoja y expectante observa como despide su fragancia, la misma que se cuela por cada ventana llegando hasta la nariz de cada ser humano… Un gallo con su canto anunciando el amanecer y por allá puedo escuchar el relincho de un potro, el perro sacudiéndose el sueño y un gato estirándose sin ganas… El búho silente, mira desde un árbol cada movimiento, el grillo deja su canto en brazos de la noche que se fue…, los pájaros retoman el trabajo y en su vuelo despiertan a la gente con un canto único… Es un canto a la vida, melodía donde agradecen a la naturaleza lo otorgado…

¡Dios! Cuantas maravillas hay y pensar que las personas despiertan por un despertador digital, comienzan su día sin siquiera mirar el cielo al salir, corren, bocinas sonando, apurados por llegar a tiempo a quien sabe dónde…

Por ahí escucho las cuerdas de un arpa entremezclada a la lluvia, ese trueno insurgente, una centella perdida, pero también oigo esa gota de agua pegando en el cristal, sí…, choca contra mi ventana y sigue deslizándose por la misma hasta llegar a un charco de agua, ese mismo que muchas veces me sirvió de espejo, donde mi imagen se reflejó y encontré mil cosas por decir…, pero no dije nada…

Hoy ando caminando mi alma y encuentro vastas montañas inmaculadamente verdes, ese río que corre para finalizar en una cascada… Shhh… No hables, cierra tus ojos y simplemente déjate llevar por el sonido de esa catarata, como golpea contra una roca… Pero, qué más da morir en el intento de ser feliz… quiero ir hasta la cima de esa cúspide y dejarme caer y así persistir la verdadera esencia de la vida, cuando vuele y abra mis brazos tan solo por un instante en el tiempo…, reencontrando mi alma en la lejana melodía que despide la tecla de un piano…, chocar contra el manantial y sentir que estoy vivo, empaparme desnudo en el hontanar limpio y tan claro como el reverente sentir de mí mismo… Palpar el agua en mi cuerpo, en mi piel y sentirme sensualmente atrapado por la naturaleza y abriendo mis brazos al sol decirle simplemente “Buen día”

Uno no sabe lo que es vivir hasta que se enfrenta a la mirada de la muerte y doblemente vivirá cuando la desafíe…, pero perdón…, no hablo de morir físicamente, porque morir se puede morir de mil maneras distintas, morir en el intento de un sueño, morir ante los ojos del amor…, más lo importante no es sobrevivir, es vivir desafiando los ojos del destino, vivir simplemente vivir…, esperando la caricia de una mujer que sin rozar nuestra piel nos toque el alma y nos arranque el intenso suspiro, que brinda el desfallecer por la emoción del verdadero sentir de un inmaculado amor…, ese éxtasis colmado de ansiedad, de vértigo y vida…

¿Qué es una caricia? Cerrar los ojos y morir al palpar sus manos, para revivir en su mirada a la orilla del amanecer…

Rostro Enmascarado

 

3 Replies to “♠ Amanecer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *