♠ Un loco…

Uno más… Un amanecer más donde el mate, fiel amigo y hasta confidente diría yo, me acompaña… El perro que por ahí anda moviendo la cola porque me levanté…
Años desde que salí de mi País natal, años de alegrías y tristezas donde momentos buenos y malos formaron parte del cóctel de la vida. Un hijo y un adiós…

La libertad de los 20 años, decisiones a tomar, caminos en frente… Entre mil “Uno”… Bienvenidas y despedidas, una de la mano de la otra, senderos por recorrer, responsabilidades creadas…
Mujeres al borde de la existencia, unas con dejo de bondad, otras enseñándome la maldad…
La esencia nunca muere, aun a golpe de fuerza perdura sobre todo…

 

Hubieron Damas que acariciando mi rostro dijeron amarme tal cual soy, otras prefirieron quererme en la oscuridad, una secó mis lagrimas, la otra me hizo llorar, una durmió en mi pecho, otras me dieron la espalda…, unas temblaron entre mis brazos, otras solo saciaron su sed… Algunas sonreían al mirarme, otras se odiaron por amarme…

 

Quizá enseñé parte de mí y con ello intente dar un poco de sentimientos, entregando así lo que para mí es, simplemente ser Amigo, amante y hasta loco…
No doy todo, me falta la otra parte, por eso tal vez, hoy, un día cualquiera de invierno, estoy sentado en casa, disfrutando unos días libres y haciendo reconto de vida.

 

Yo que e recorrido como cualquier ser humano “Mí propia Vida” Soy responsable de cada día, cada noche, esperando al vértice de mis sentimientos a “Esa Mujer”… Quizá ella anda recorriendo el mundo, sea una gran profesional y corra de país en país, tal vez sea una ama de casa, dedicada a su familia, esposo e hijos o a lo mejor simplemente esté sola… ¿Me sentirá… Sabrá que en alguna parte del Universo vivo por ella?.. O No, lo más probable que no me recuerde…

Nostalgia por estar en ésta casa absoluta Dueña de un Amor del siglo pasado, un Amor Real y sobre todo “Nuestro”…
Mientras tanto sobrevivo entre penumbras de un pasado marcando el presente…
Opté por entregar mi esencia a través de los libros, libros con historias, algunas reales, otras sacadas de la fantasía entremezclada a la realidad, ser yo mismo cuando me sumerjo en diferentes crónicas, sacando de mi corazón los sentimientos profundos del Amor y Amistad…

 

Caminar páginas sedientas de vida, donde un pensamiento crea un cuento para que otros se deleiten en letras forjadas con cariño para los demás.
Aquellos cuentos de niños que me hacen pensar, ¿cuántos crios se dormirán mientras que su madre lee una de mis leyendas infantiles? Y después, con el paso del tiempo ese libro quedará allí, en la gaveta de los recuerdos, recuerdos que tal vez mañana, ese hombre o mujer lo tomé en sus manos y acariciando la tapa de esa obra evoqué su niñez y pueda hasta volver a leerlo a sus propios hijos, mostrando una vez más que la vida siempre da vuelta y que uno puede sentarse donde en otra ocasión se sentó alguno de sus progenitores y vea tendido en la pequeña cama, a ese hijo que en el pasado fueron ellos mismos.

Tonterías de un tonto, deseos de un soñador, parte exclusiva de un hombre y deseos de un caballero.
¿Cuántas veces le hice el Amor a esa Mujer por medio de mis escritos? Infinidad de veces, casi casi incontables ciclos.
Así como también, encerrado en ésta casa me perdí en el ático, secreto escondite que nadie ha pisado, allí donde aguardan por mí, pinturas de siempre, ¿Quién me enseñó a pintar? La vida… Cuadros ocultos, tapices guardianes de mis íntimos anhelos.
Anoche discutí con una Mujer porque no le permití cruzar la puerta de ese desván… Se fue enojada y me quedé sonriendo, porque sigue siendo “Mí Secreto”

 

Cuando mis dedos en amaneceres alocados y llenos de nostalgia, cabalgaban un lienzo, lo acariciaban estando vacío, comparándolo a la vida… Porque sobre él debería de crear una historia… ¿Qué diría la gente si supieran que pinto con mis dedos, que no necesito pinceles para darle forma a mis cuadros?.. Afirmarían que estoy loco… Por eso tal vez mis representaciones pictóricas duermen en ésta casa, en ese rincón cómplice de mis locuras.
Como allí descansan mis esculturas, hechas por mis manos, sin orden…, pero… ¿Quién dijo que soy ordenado?… Nadie que realmente me conozca un poquito…
Quizá mañana siga escribiendo algo, cosas sueltas, pero a fin de cuentas así es mi vida… Acaso… ¿Encontraré alguien que me entienda? ¿Alguna Mujer que sepa guardar silencio cuando esté pintando, alguna Dama que no critique mis dedos cuando dibujan sin pincel? ¿Existe esa Amazona?… Si es así… Señor… ¿Házmela ver?… Se quien es y aunque no la encuentre, se que la hallaré entre mis libros, mis esculturas y esas pinturas a medias… Quizá cierto día sus dedos puedan caminar mis lienzos… Y dejen ese toque de Amor en ellos…

 

Como ese… “Mí Piano” que sin saber tocarlo lo toco, que sin entender de notas, invento melodías… Teclas que al son de mis dedos me confiesan que ella anda por ahí, puedo sentir sus pasos más no verla, me niega su Amor, me devuelve la locura y sigue acunando mis ganas, mis deseos aún sin entender que yo existo… Esa Dama que sin darme su presencia, se presenta cuando mis manos acarician otra Mujer en noches de pasión, ella que no me permite hacer mil cosas, ella que sin intuirlo siquiera me prohíbe Amar a otra, ella que negándome su mirada me mira en silencio cuando intento perderme en cuerpo ajeno… Ella a quien Amo aún sin conocer.
En otro momento seguiré, ahora me retiro al ático, desde donde puedo ver, no solo mis tierras, sino también esos animales que de alguna manera llenan mis días…

 

Un caudal de deseos arrebata mis pensamientos arrancándome un solo anhelo… “Estar en el Mediterráneo” Allí, donde tendré mi casa, más para mi, será Mí Castillo, donde podré adornar mi loco mundo con cada cuadro, cada libro y esculturas… Donde a orillas del Mar pueda seguir esperando a esa Princesa… Y si no aparece, al menos legaré esa residencia a un gobierno para museo de mi propia Historia, de esa manera tendré la esperanza de saber que aún después de muerto, la seguiré esperando, porque a lo mejor, un día o tarde cualquiera, ella por curiosa se acerqué a fisgonear esa exposición y sin querer una lágrima caiga de su rostro al pasar un dedo por mis lienzos y sin saber porque experimente una sacudida…
Y se que dicha sacudida la producirá mi anima desde otra dimensión, al sonreír diciendo…

 

– ¡Sabía que vendrías!

 

Y siga su camino sin conocer que esa mansión, esas pinturas, esos libros, esas esculturas y ese Piano… Pertenecieron a ella sin siquiera haberla conocido…

 

Un Loco… Toujours…
7th May 2014
Rostro Enmascarado

4 Replies to “♠ Un loco…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *